El color de las emociones - Ubloom
¿Cuáles son los temores comunes que las personas exitosas tienen que vencer?
11 marzo, 2019
¿Cómo balancear la parte emocional de tu cerebro?
13 marzo, 2019

El color de las emociones

“El mundo está gobernado por las emociones. Todo el destino de la civilización está en el poder de los sentimientos humanos. Las personas en sus acciones son guiadas no tanto por la razón, como por los impulsos del alma”.

Napoleon Hill.

¿Cómo piensas, cuántas emociones puede experimentar una persona?

Los psicólogos distinguen varias emociones básicas: alegría, enojo, tristeza, sorpresa, disgusto, vergüenza, culpa. Y cada emoción tiene su propia gama de colores.

Por ejemplo, si hablamos del miedo este tiene diferentes matices, con un nombre diferente y a cada una se le da una valoración independiente, pero al final es la misma emoción: pavor-terror-pánico. Lo mismo se aplica a otras emociones.

Si cuentas todos los matices emocionales que una persona es capaz de experimentar, entonces puedes contar más de 84,000 emociones y estados, esto por decir un número. ¡Realmente es una paleta rica en colores para dibujar nuestra propia vida!

Existen diferentes colores en la naturaleza, y cada uno de ellos afecta a nuestras emociones de manera distinta, Son ellos quienes, en última instancia, determinan cómo se evaluarán los últimos años, mirando hacia atrás. Lo que no estaba teñido emocionalmente se olvida rápidamente, sólo recordamos lo que es significativo y, por lo tanto, ¡causa emociones fuertes!

Las emociones son una parte integral de la vida, como respirar, estas nos permiten:

  • Adáptarnos al mundo y sobrevivir.
  • Establecer contacto con otros seres vivos.
  • Regular el comportamiento.
  • Determinar nuestro estado de ánimo.

Las emociones nos permiten experimentar la realidad.

Podemos decir que siempre miramos el mundo a través de una lupa de emociones. Si tenemos emociones agradables, entonces nos parece que el mundo es amable y hermoso, y todas las personas que lo rodean son excepcionalmente maravillosas y amigables. Si miramos a través de un lente de mal humor, entonces nos parece que todo es oscuro y agresivo, y el espacio a nuestro alrededor es un lugar extremadamente desagradable en el universo.

¿Qué son las emociones?

Las emociones son una reacción estimada de una persona ante ciertas situaciones (posibles o existentes). Las emociones están destinadas a salvar vidas y están asociadas a nuestras necesidades. Podemos decir que las emociones son carteros: nos traen información importante sobre lo que realmente necesitamos más en el mundo. Así, nuestras reacciones emocionales siempre muestran nuestras necesidades.

Como todo lo demás en la naturaleza, las emociones tienen un doble carácter. Por un lado, nos ayudan a interactuar con otras personas, por otro lado, pueden hacer mucho daño, algunas emociones son consideradas negativas, aunque la verdad es que no existen emociones “dañinas”, es solo que cada emoción tiene su propia función y su propia “utilidad”.

Tomemos, por ejemplo, una emoción como el miedo. ¿Cómo nos puede ser de utilidad? El miedo es una de las emociones más fuertes, causando una liberación significativa de hormonas en la sangre, su tarea es reaccionar rápidamente ante el peligro.

Por cierto, como resultado de varias investigaciones, encontraron que las personas tienen más miedo de experimentar el miedo, Los psicólogos atribuyen este efecto del miedo al miedo a la pérdida de control sobre el cuerpo y la situación, tan pronto como el control vuelve, o entendemos que podemos influir en la situación, el miedo pasa.

Cuando una persona está cubierta de miedo, la sangre se dirige a los grandes músculos esqueléticos, en particular, a los músculos de las piernas, ayudando a escapar rápidamente del peligro,  al mismo tiempo se pone pálida, lo que sucede como resultado de la salida de sangre de la cabeza, hay una sensación como que la sangre “se enfría en las venas”, en este punto el cuerpo se adormece y la atención se centra en la amenaza inmediata para determinar rápidamente cómo actuar para salvar vidas.

Desde los años escolares conocemos dos  reacciones al peligro: correr y atacar.

El miedo activa la reacción al correr,  pero no siempre, dependiendo de la fuerza del miedo experimentado, una persona puede adormecerse y  quedarse quieto. Evolutivamente, el miedo más poderoso fue causado por depredadores mortales, de los cuales era imposible huir;  una forma de salir en esta situación es fingir estar muerto, hacer que el depredador te tome por una piedra o un árbol y pase por allí. Este “miedo al adormecimiento” ocurre en las situaciones más críticas, se acompaña de la máxima liberación de hormonas en la sangre y paraliza brevemente los músculos., nuestros procesos de pensamiento disminuyen, la presión y la temperatura disminuyen.

A veces dicen: “El miedo apaga el cerebro”. Esto significa que en un estado de miedo es imposible pensar, no podemos pensar, analizar una situación, no podemos tomar decisiones.

Pero si profundizas en la esencia del problema, queda claro que el punto no es que las emociones sean perjudiciales, sino que no podemos hacerles frente, no las entendemos y no podemos detener nuestras palabras o acciones; en realidad, el daño del que todos hablamos es la consecuencia de acciones y palabras mal consideradas …De hecho, las emociones nos suministran información sobre la realidad, son nuestro espejo, dan apreciaciones justas y nos permiten reaccionar ante una situación particular.

Las emociones literalmente gobiernan toda nuestra vida.  Las emociones crean un movimiento de energía.

“Las emociones nos permiten vivir la realidad, sentir, desear y ser. Somos como una corriente que está en movimiento continuo “

D. Goleman

Son las emociones las que determinan nuestro estado de ánimo,y  a su vez, influyen en las decisiones que tomamos y la efectividad de nuestras acciones. El estado de ánimo es un dominante emocional duradero. A menudo, el estado de ánimo incluye toda una familia de emociones “relacionadas” y dura desde varias horas hasta días, yi no siempre identificamos las emociones que se reemplazan en unos segundos, entonces generalmente tenemos tiempo para notar el estado de ánimo.

“Estoy triste”, “hoy es un día muy agradable”, “me siento feliz y agradecido”.  Este es el estado de ánimo.

¿Y  qué afecta nuestro estado de ánimo?

  1. El estado de ánimo determina el grado de rendimiento. 
    El estado de ánimo positivo causa elevación y emoción, tenemos vigor y disposición para actuar.
  2. El estado de ánimo determina el grado de nuestra eficacia. 
    Bajo la influencia de la tristeza y los “sentimientos molestos”, todo se me cae de las manos, se me rompen los platos cuando lavo la loza, nos golpeamos el dedo pequeño del pie, podemos decir que de mal humor, atraemos problemas. A veces incluso decimos: “me levante con el pie izquierdo, y todo el día fue un desastre”. ¡Pero el punto, por supuesto, no está en los pies! Simplemente no nos dimos cuenta de nuestras emociones a tiempo y no las afectamos de ninguna manera, aunque podrías hacerlo de inmediato
  3. El estado de ánimo determina la capacidad para trabajar. Este factor de influencia es muy importante para las personas de profesiones creativas. ¡Intenta escribir un artículo en un estado de apatía! No hubiera podido escribir este blog y haber realizado la investigación si mi estado de ánimo no estuviera por las nubes.
  4. El estado de ánimo determina la calidad de la interacción con otras personas. Cuanto más a menudo estemos de buen humor, más fácil será establecer contactos con otras personas, de buen humor, somos más abiertos, capaces de confiar y vivir juntos. Podemos percibir sus sentimientos. Conceptos como la empatía y el trabajo en equipo están disponibles para nosotros en la práctica.
  5. El estado de ánimo determina la capacidad de ser felices. En un estado de ánimo positivo, estamos más inclinados a ver nuestras virtudes, a aceptarnos a nosotros mismos y a otras personas como son. Es más fácil para nosotros lograr la armonía y el equilibrio interior. Y, por supuesto, es más fácil para nosotros mantener una fé firme en nosotros mismos. Es la fé en uno mismo, como las raíces de un árbol poderoso, lo que nos mantiene en diferentes situaciones de la vida y nos ayuda a soportar la pena y la alegría.

“… Un cierto estado de ánimo cambia y limita nuestra forma de pensar. Nos hace vulnerables donde, en el estado normal, somos fuertes …”

(D. Goleman

Nuestro sistema educativo no incluye un curso de gestión del estado de ánimo, la inteligencia emocional se debería enseñar desde la escuela, pero todos pueden aprender de forma independiente a reconocer sus emociones, entender su lenguaje y “ser amigos” con ellas.

UMOTION es una experiencia creada para entender qué información llevan tus emociones, cómo puedes convertir una emoción en otra, fortalecer o debilitar sus sentimientos o crear un “estado de ánimo a pedido”, la calidad de vida mejorará significativamente. ¡Haga click aquí para reservar su lugar en el próximo UMOTION!